Las capitales más fascinantes de Europa

¿Aún no has planeado tus vacaciones para este verano? Elegir un destino entre los muchos posibles puede ser una tarea difícil pero, no te preocupes, porque vamos a ayudarte.

Sin embargo, a esta altura, lo más aconsejable es decantarse por un destino cercano, ya que organizar un viaje a Estados Unidos, Asia, etc. conlleva una planificación más larga.

¡Ningún problema! En Europa sigue habiendo muchos sitios espectaculares y que deberías conocer.

En este artículo vamos a hablar de algunas de las capitales europeas más emblemáticas para que puedas empezar a pensar que destinos te gustaría visitar. ¡Empezamos!

Berlín

La capital alemana y uno de los dieciséis estados federados alemanes. Se localiza en la parte noroeste de Alemania y es la ciudad más poblada del país y de Europa Central. Durante tu visita, podrás deleitarte con monumentos tan emblemáticos como el Muro de Berlín, la Puerta de Brandeburgo y su famosa Catedral.

Berlín tiene mucho que ofrecer a los turistas: es una ciudad repleta de historia, cultura y arte. Si al final te decides por esta ciudad, no puedes perderte la East Side Gallery.

La gastronomía alemana es otra cosa que tendrás que probar: te aconsejamos el eisbein (codillo de cerdo en salmuera) con sauerkraut (chucrut) y puré de guisantes. Y de beber: una buena cerveza artesanal.

¿Aún estás dudando? Quizás puede ayudarte saber que el clima alemán hace que el mejor momento para visitar Berlín, sea en verano.

Roma

La capital de la Bella Italia. Es la ciudad con la más alta concentración de bienes históricos y arquitectónicos: déjate fascinar por monumentos de renombre como el Coliseo, el Panteón Romano, la Fuente de Trevi y el Castillo de Sant’ Angelo. Es, sin duda, una ciudad espectacular que te dejará con ganas de más.

Italia es el país ideal para irse de vacaciones; y es que, aparte de dejarte seducir por su rico patrimonio histórico y artístico, podrás disfrutar de su gastronomía.

La comida italiana es una de las más famosas del mundo y también una de las más ricas al mundo. No puedes irte de Roma, sin haber probado sus spaghetti alla carbonara, hechos con huevos crudos y batidos, guanciale (un embutido parecido a la panceta), pecorino romano rayado (un queso típico de Roma, similar al parmesano pero con un gusto más intenso y peculiar) y pimienta negra.

Otra opción, esta vez de carne, son los Saltimbocca alla romana: unos rollitos de carne de ternera hechos a la plancha, con prosciutto (parecido a nuestro jamón serrano) y hojas de salvia.

Sin duda Roma es una de las mejores opciones para los viajes de novios y encima es una ciudad económica.

Estambul

Se sitúa entre Europa y Asia. Es la ciudad más poblada de Turquía y el centro histórico y cultural del país: gracias a su valor artístico, es considerada una de las ciudades más bellas del mundo.

Estambul posee muchos lugares de interés que no podrás perderte durante tu estancia allí: el Palacio de Topkapi, el Palacio de Dolmabahç, el Museo Arqueológico (donde está el busto del famoso Alejandro Magno).

Si, al final, te decides por irte de vacaciones a Estambul, quizás te interesará saber que el 30 de agosto se celebra el Día de la Victoria, para conmemorar la victoria de la Turquía frente a Grecia, que en el 1922 puso fin a la Guerra de Independencia Turca.

La gastronomía de este país es única: uno de los platos más exquisitos y tradicionales es el lüfer, un pescado típico del Bósforo, de color azul y sabor delicioso. Otro plato que los más gulosos no podrán perderse, es el baklava, un pastel elaborado con nueces, pasta filo, jarabe de miel o almíbar y cubierto con chocolate o pistacho.

Estocolmo

Es la capital y la ciudad más grande de Suecia. Es famosa por su belleza, sus edificios y sus preciosos jardines, desde los que podrás disfrutar de unas bonitas vistas de la ciudad.

La arquitectura sueca es extraordinaria: entre los lugares de interés que no puedes perderte, mencionamos el Palacio de Drottningholm, el Museo Vasa y el Museo Nórdico, y la ciudad vieja de Gamla Stan; esta se constituye por calles estrechas y guarda en su interior dos monumentos hermosos: el Palacio Real y la Iglesia Alemana.

Si te estás preguntando qué comer en Estocolmo, te aconsejamos el kroppkakork, una comida exquisita que consiste en unas bolas de patatas cocidas y rellenas de varios ingredientes (cebolla y cerdo, cebolla y setas, etc.).

Varsovia

Es la capital de Polonia y la novena ciudad más poblada de la Unión Europea. Se la conoce internacionalmente por haber dado nombre al Tratado de Varsovia.

Entre los lugares y monumentos más importantes, que vale la pena visitar están: la Plaza Mayor del Barrio Antiguo, el Castillo Real, el Gran Teatro Wielki y otros edificios con una arquitectura exquisita y que no dejarán de sorprenderte.

Su gastronomía puede ser básica pero deliciosa; su plato más conocido (y considerado plato nacional del país) es el bigos, una carne abrasada durante días que se sirve con chucrut y trozos de salchichas.

En definitiva, solo te queda elegir un destino. Si deseas disfrutar de los mejores viajes por Europa contacta con nosotros: te ayudaremos a planificar tu viaje, para que puedas vivir una experiencia única en una de las capitales más conocidas y más espectaculares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *